Frenillos Dentales

Instrumentos terapéuticos que utiliza el ortodoncista adheridos de manera temporal a los dientes para corregir anomalías de posición dentaria o de los maxilares. Los frenillos son uno de los tratamientos más comunes para corregir dientes torcidos o amontonados. Son bandas, alambres y brakets (soportes) que permiten mover los dientes hacia la posición correcta, están disponibles en diferentes colores y posiciones (por dentro de los dientes) y algunas son casi invisibles (fundas transparentes). Deben ser instalados y controlados por un especialista.


PREGUNTAS FRECUENTES

Depende del caso pero por lo general los tratamientos con aparatos van desde 18 a 24 meses, en casos específicos como tracciones ortodóncicas de dientes incluidos estos pueden durar 36 meses.
Las contenciones son retenedores o aparatos que se utilizan para mantener los dientes en su nueva posición, luego de finalizado el tratamiento de ortodoncia. Las mismas pueden ser removibles o bien pueden ser fijas
Los principales tipos de brackets en ortodoncia son: • Brackets metálicos. • Brackets estéticos • Brackets linguales de incógnito. • Alineadores transparentes invisalign.
Claro que sí, La mayoría de nuestros pacientes son adultos que llevan brackets. Los brackets suponen la mejor manera de mover los dientes. Nunca es tarde para arreglarse la boca. Para adultos existen sistemas invisibles, la ortodoncia lingual, este tipo de brackets se colocan en la parte interna de los dientes.
El tratamiento de ortodoncia puede generar una leve de molestia e incomodidad por la tensión que genera el alambre en los dientes. Estas molestias suelen aparecer a las pocas hora después de las visitas en las primeras etapas del tratamiento. Los brackets pueden rozar con los tejidos de la boca causando pequeñas ulceras que pueden tratarse con varios preparados que existen en las farmacias en forma de gel y enjuague. Por lo general todas estas molestias son muy leves y pueden aliviarse con un antiinflamatorio.
Durante la ortodoncia la higiene se dificulta y en pacientes que no se limpian del todo bien hay más acumulación de placa bacteriana lo que provoca un aspecto más amarillento de los dientes; el tabaco, el café y el vino tinto son unos agravantes del problema. La buena noticia es que al retirar los brackets y pulir el esmalte, el color del diente se recupera.